Historias de running

CRÓNICA MEDIA MARATON FUNDACIÓN PUERTOS DE LAS PALMAS

Scroll down to content

Hace varios años que no escribía la crónica de una carrera, pero pienso que todas se merecen que su historia sea escrita. Así cuando las relees años más tarde vuelves a saborear una experiencia que la memoria con el tiempo empieza a olvidar.

Como ya les había contado anteriormente, llevo unos cinco meses entrenando sin un objetivo. La idea era volver a correr, ponerme en forma, compartir momentos con amigos en las tiradas de los domingos, sentir las endorfinas que te proporciona el deporte y sobre todo cuidarme un poco que ya voy cumpliendo algunos años de más.

Por eso no tenía ningún objetivo, de hecho la misma mañana de la carrera, viendo el clima bondadoso y fresco que salió, tomé la decisión sobre la estrategia a seguir. La idea era salir a ritmo de 5 minutos el kilómetro y acabar sobre 1 hora y 45 minutos.

Algunas caras conocidas en la salida de mis años más activos como Silvia o Antonio, pero de resto muchas caras nuevas. Se anunciaron 1.300 inscritos para todas las modalidades de la prueba, si bien sólo 999 tomaron la salida. De esos sólo terminaron la media maratón un total de 172. Esta prueba ha pasado de 312 finishers en el año 2015 a los 172 de este año. Los amantes de este tipo de estadísticas como Pancho tendrán sus conclusiones al respecto y seguro que más acertadas que las mías. Los números son esclarecedores y poco tengo que añadir. Está claro que esta Media, siendo en Mayo es muy dura por la climatología y además su recorrido no es demasiado atractivo.

Y la carrera comenzó

Se dio la salida con bastante puntualidad, echaba en falta esos momentos de fiesta previos al pistoletazo. Empecé sin poder coger un ritmo adecuado. Ponerme tan rápido a 5 minutos el kilómetro me cuesta, pues en los entrenos siempre voy de menos a más. No hay liebres en esta prueba por lo que me costó encontrar un grupo que me llevara al ritmo. Por ello, iba bastante irregular y siempre unos segundos por encima del objetivo. Terminando los primeros 10 kilómetros ya me pude acoplar con otros corredores y fui regulando bastante. El viento en contra de algunas zonas y la pendiente en otras, endurecen la prueba y sinceramente iba sufriendo, pero me mantenía con fuerzas.

La segunda vuelta tiene sorpresa, pues añaden una parte que no recorremos en la primera vuelta. Si no lo sabes, mentalmente es duro, pues vas haciendo la carrera en negativo y te encuentras con un positivo que no esperabas. Una recta infumable  de un kilómetro de ida y otro de vuelta que te machaca los cálculos hechos. Eso sí, es ya bastante avanzada la carrera, por lo que el consuelo es que queda poco para terminar. Reevalué las fuerzas y vi que tenía las suficientes para terminar. Y así fue como pude acabar manteniendo el ritmo sin ningún bajón de energías como me ha ocurrido en otras ocasiones donde sufría en exceso al final.  Esto es lo más positivo que me llevo.

Y la carrera terminó como esperaba

Finalmente paré el crono en 1:45:11, rozando mi MMP, y clavando el ritmo en los 5 minutos el kilómetro de media. Primer top 100 de mi vida, pues clasifiqué en el puesto 89.

En cuanto a la organización podemos dar un aprobado alto. Quizá demasiada cola para dejar la mochila en las taquillas. Yo dejaría  la pegatina con el número de dorsal en la bolsa del corredor y así los que estamos interesados la ponemos y sólo tenemos que depositar la misma en el lugar indicado sin hacer colas.

Y ahora a pensar en el siguiente reto!

Les dejo el Relive donde se ve claramente esa extensión de la segunda vuelta.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: